Mamá

Mi madre es un gato.
Odio a los gatos, a mi madre a veces. Mamá es un gato que no lo sabe.
No le gustan los ratones. Tampoco las bolas de pelo.
Le gusta arañar, a veces.
Mi madre es un gato mirando desafiante el mundo.
Los ojos entornados, a veces.
Cuando comienza a dormirse emite una especie de ronroneo.

He salido de las entrañas de un gato, pero no soy un gato.
Ella lo sabe. Sabe que soy el fruto impropio.
Los gatos no necesitan a nadie. Aunque un día dije: “duele”, y ella me acarició. Sangré y me abrazó. Me rasgué el vientre y se asustó. Me oyó gritar y palideció.
Mamá es un gato. Sus siete vidas sostienen la mía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s