Mentiras

Es mentira. Cuando miro tus ojos y estos se cierran como una planta carnívora, atrapando su comida. Los dientes-pestañas aleteando como un pájaro demente.

Es mentira. Los dedos enmarañándose en el cuerpo. La leche humeando en una taza demasiado infantil. El olor a ropa limpia sobre piel herida. La almohada taquicárdica. Qué dijo de nosotros el amanecer narcótico, el camión de la basura con su mecánica perfecta, lo que nadie quiere ya siempre sirve para algo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s