Temblores

La gente no se imagina temblando lo suficiente. Quiero decir, a menudo me asaltaba la idea de empezar a temblar convulsivamente, como una especie de ataque. Podía visualizarme así unos segundos, luego se me pasaba y continuaba removiendo café o lo que estuviera haciendo antes de que me brotara la idea de los temblores. La gente debería imaginarse así, perdiendo el control de tu propio cuerpo te ves desde una perspectiva distinta. Como si no te pertenecieras.

Es como enamorarse. El amor es un acceso nervioso, un ataque. Ya no posees el control. El amor es un temblor indefinido. Ocurre y luego puedes seguir como si tal cosa (nunca como si tal cosa, pero parecido): removiendo café, pintándote las uñas, viendo la tele…ese tipo de cosas que se diría normales. El amor de Verdad no es normal, si alguien os dijo lo contrario os mintió cruelmente. Temblad y amaréis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s