Estómago

Vomito
y me reconcilio con el reino animal,
al que pertenezco.
Un reguero de saliva ilumina el suelo.
Soy luz.
Soy la arcada biográfica.
Tengo el estómago habitado
por demasiadas penas.
Las entrañas convulsas confirman que sigo viva. A pesar de.
Y sobre todo viva.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s