Un cuerpo

Hace unos días vi cómo atropellaban a un hombre. Todavía no he hablado de ello con nadie porque no consigo tener una conversación que conduzca de un modo natural a ese tema. El hombre murió. Lo sé porque el dato se extendió rápidamente entre los asistentes, “está muerto”, repetían cada vez que alguien se acercaba a curiosear, sin que mediara pregunta alguna.

Yo nunca había visto a un muerto tan de cerca, pero no me resultó extraño. Cuando ves un cadáver no ves a una persona, es como si hubieran esculpido el cuerpo en un trozo de carne inerte. Ya no eres.Ya no eres nada más que un bulto que ha paralizado el tráfico.

Había policías y ambulancias, cada vez se congregaba más gente. Estiraban el cuello para conseguir ver algo, como en los conciertos. La muerte se nutre de la mirada de los vivos.

Por un momento fanteseé con la idea de que el hombre atropellado se levantara de pronto. Hubiera sido divertido…pero improbable.

Así que me fui porque llegaba tarde a la peluquería, y mientras caminaba pensé en cosas irrelevantes. “Desde que te conozco, no tengo miedo a la muerte”, no recuerdo quién lo dijo, pero tenía mucha razón.

20131212-164655.jpg

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s