Ser de sigilos

 Llegué al vientre de la primavera y atrapé las hojas para romperlas con estos párpados

las hojas también tienen nervio y caída
también florecen los dientes en las encías de las ménades que son malditas
heroínas de la furia
porque son del bosque y en el bosque las poseyeron
no hay canto ni danza pero sí carne oprimiendo el grito
no cabe aquí ni ahora más réplica
aquí todo respira y se ahoga a partes iguales
en diferentes estratos
la vida se indisciplina y no florece más que lo que ya había
habla con un pulso ajeno en la garganta
sólo tengo menos de 30 años
pero llevo siglos siendo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s