II

Alejandra Alarcón


 Se quebró el pozo-garganta y después brotó un arcoiris de luto

surcando con su estela negra el aire que ahora se nos acumula entre las uñas
mas es insuficiente este cuerpo para dar voz a la nostalgia
o me reparto o muero
o me descanso o dejo de ser joven de un día para otro
las cosas se pierden de un día para otro
menos cuando estoy sola
que no pierdo porque desconozco el verbo poseer
¿habrá algo, alguna vez, que lleve mi nombre?
ni siquiera el espejo,
la vanidad no viene del espejo sino de los semejantes
¿quiénes son mis semejantes? 
todos bajo tierra.
mis suelas sienten sus latidos,
no sufráis, amigos
seguís vivos en mis pies de tormenta
seguís sanos porque os alimento de lluvia y abandono
lo peor son estas irresistibles ganas de vivir
y la certeza de no saber hacerlo
o algo falla en mis instintos de mujer estúpida
o estoy condenada a ser mujer estúpida mucho antes de ser siquiera mujer
cada día en este cuarto me engendro
y cada día en este cuarto me destruyo.
Amigos bajo tierra:
no puedo ir aún con vosotros
primero tengo que amar
que me amen
y soportar algunas tragedias más.
Podéis seguir danzando mientras tanto,
mantened la tierra fresca y hermosa para recibirme cuando olvide la palabra futuro.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s