EXTRACCIÓN

Ilustración María Melero

Ramificar el dolor para debilitarlo 

a veces la sutura es necesaria, la incisión, un bisturí dentro de la boca asusta más que cualquier palabra

el cuerpo tenso durante demasiado tiempo ya no te pertenece

el sabor de la sangre nueva y antigua, la mezcla

primum non nocere, dijo

la raíz bien prieta en la carne se resiste a desprenderse porque el cuerpo está hecho para ser un todo

sacas una parte y pagas las consecuencias, siempre.

mi cuerpo está fundado en la unidad pese a haber sido fragmentado, metafóricamente, un sinfín de veces.

La medicina no entiende de metáforas. Anestesia pero luego duele, es inevitable. Mi boca, extraña, se revuelve ante el robo.

Queda el hilo que envuelve el hueco para facilitar el cierre. La cicatrización es un proceso delicado pero el hilo es negro y tosco. Bien distinguible de la encía. 

Una cosa es carne y otra herramienta, no pueden mezclarse. En unos días habrá que soltar, cuidadosamente, el hilo. 

Y ya sólo se verá el tramo rosáceo, liso, nadie recordará que allí hubo una pieza.

Sólo a veces, la lengua se posará fugaz añorando la dureza y no encontrará nada. 

La nostalgia de la lengua nunca desaparece. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s